7 razones para enamorarte del cacao


El cacao es sin lugar a dudas uno de los alimentos más apreciados en el mundo entero. Sólo mencionarlo nos evoca imágenes de chocolates, bebidas y postres a los que prácticamente nadie se puede resistir. Sin embargo, más allá de una delicia para el paladar el cacao es un poderoso alimento con infinidad de propiedades; no en vano su nombre científico significa “alimento de los dioses”.

Las culturas mesoamericanas conocían ampliamente sus propiedades, por lo que usaban el cacao como estimulante, reconstituyente y calmante, siendo un alimento reservado para la aristocracia y los guerreros. Tanto era su valor que los granos se usaban como moneda. Con la llegada del cacao a Europa su forma de utilización se fue modificando hasta convertirlo en la golosina que conocemos actualmente. No obstante, recientemente se han estado redescubriendo sus grandes propiedades, ¿te animas a descubrirlas con nosotros?

 

  1. Antioxidante

El cacao es más beneficioso para la salud que el té o el vino tinto en cuanto a su capacidad antioxidante, por lo que es un gran aliado al combatir los radicales libres, el envejecimiento y el deterioro corporal. Es muy rico en polifenoles, los cuales previenen el deterioro corporal, procesos inflamatorios, algunos tipos de cáncer y mejoran la función cognitiva, entre muchas otras cosas.

  1. Fuente de vitaminas y minerales

Es uno de los alimentos más ricos en magnesio, el cual nos ayuda a prevenir ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares, controla la presión sanguínea, reduce el riesgo de diabetes II debido a que regula la insulina en el organismo, nos protege de la osteoporosis porque interviene en la metabolización del calcio que fortalece los huesos, disminuye las migrañas y, consumido junto con la vitamina B6 (que podemos encontrar en las nueces o el plátano), minimiza los síntomas del síndrome premenstrual en las mujeres. Además, es necesario para el funcionamiento normal de los músculos y nervios. También nos aporta cantidades importantes de otros elementos fundamentales para un buen funcionamiento de nuestro cuerpo, como son el hierro y el cromo y las vitaminas E, B1 y B2.

  1. Estimulante

El cacao es uno de esos alimentos que nos generan placer a la hora de comerlos. Esto se debe a la presencia de diferentes sustancias, como la feniletilamina, la teobromina, la teofilina o la anandamina, los cuales nos ayudan a mejorar nuestro humor y estado de ánimo y combatir la irritabilidad, la ansiedad y la tristeza. También contiene triptófanos, responsables de la producción de serotoninas, que mejoran nuestro estado de ánimo, la calidad del sueño y tienen un efecto favorable en personas que sufren síndrome de fatiga crónica. Es un gran energético, por lo que nos ayuda a recuperar fuerzas cuando nos sentimos cansados mental o físicamente y nos permite estar más activos.

  1. Aliado del sistema circulatorio

La gran riqueza de antioxidantes convierte al cacao en ideal para nuestro sistema cardiovascular, pues mejora su funcionamiento general y previene la arterioesclerosis. Asimismo ayuda a reducir el colesterol LDL (colesterol malo) y la presión arterial y aumenta el colesterol HDL (bueno). También ayudan a disminuir los triglicéridos, por lo que baja el riesgo de un ataque cardíaco.

  1. Excelente digestivo

Gracias a su contenido en fibra es un magnífico digestivo que nos ayuda con el estreñimiento y beneficia el tránsito intestinal. No sólo eso, también tiene propiedades probióticas: ayudan a aumentar las bifidobacterias y lactobacilos y a disminuir patógenos alojados en nuestro intestino, lo que tiene muchos efectos en nuestra salud. (Si te interesa este tema, puedes encontrar más información aquí)

  1. Mejora la diabetes

Estudios del American College of Cardiology demuestran que el consumo moderado de cacao disminuye los efectos negativos asociados a la diabetes en los vasos sanguíneos. Los participantes en el estudio experimentaron una mejora en las funciones de su sistema circulatorio, restaurando sus funciones circulatorias en el mismo nivel que una persona sin factores de riesgo cardiovasculares conocidos. Asimismo se ha demostrado que detiene la progresión de la diabetes tipo 2 y disminuye la resistencia a la insulina, por lo que ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

  1. Reduce la inflamación

Las enfermedades más importantes del ser humano están relacionadas con la inflamación crónica, la cual suele pasar desapercibida. Cuando esto ocurre, es muy conveniente modificar los hábitos alimentarios introduciendo en la comida productos con capacidad antiinflamatoria.  Un buen candidato para ello es el cacao, que gracias a los flavoniodes que contiene es un buen aliado en la prevención o tratamiento de la amplia gama de enfermedades crónicas vinculadas a disfunciones inflamatorias.

 

Recuerda consumir el cacao en su estado puro para disfrutar de sus grandes beneficios y siempre cuidando hacerlo con moderación. Hay muchas maneras de prepararlo, ¿cuál es tu favorita?


Angelika Koniecki
Angelika Koniecki

Author



Leave a comment

Comments will be approved before showing up.